Con Educación Física

"La educación es mucho más que la Educación Física pero muy poco sin ella". (Hammelbert)

sábado, 23 de abril de 2011

La Laguna de Gallocanta desde el Castillo de Berrueco


La reserva Natural de la Laguna de Gallocanta situada en el Sistema Ibérico representa uno de los humedales más importantes de la Península Ibérica. Situada a una altitud de 1000 m. ocupa el fondo de una cuenca marina sin salida al mar, (cuenca endorreica) con agua salada. Está considerada como la laguna natural más grande de la Península Ibérica que aloja en ella multitudes de aves grullas, avutardas, zampullines, fochas, gaviotas, gallinetas… y así hasta un total de doscientas especies distintas. Recorrer la laguna es un largo recorrido y hay habilitado un camino que pasa bastante lejos de la misma. Sin embargo, existen observatorios y varios miradores naturales y artificiales desde donde contemplar la gran extensión que ocupa. Si se quieren observar aves se debe contar con un buen equipo puesto que estamos bastante lejos de la laguna desde cualquier punto del recorrido sin entran en la zona prohibida. Nosotros nos hemos decantado por acceder a un mirador emblemático que se sitúa en un pueblo vecino a Gallocanta . Se trata del pueblo de Berrueco. En este pequeño pueblo y al abrigo de la Sierra de Valdecasa, se encuentran dos torreones restos de una antigua fortaleza de la época celtíbera y musulmana que nos hacen de balcón y observatorio hacia la Laguna de Gallocanta. Después de ascender al Castillo hemos ido a visitar una fuente que se sitúa en el extremo oriental el pueblo y que data de 1600 y el Peiron que construyó D. Joaquín Gracia y esposa que aloja a San Antonio. Se trata de un corto paseo que nos ofrece una panorámica muy buena sobre esta reserva Natural que es la Laguna de Gallocanta. Recomendamos una visita al Centro de Interpretación de la Reserva situado en las afueras del pueblo de Gallocanta donde podemos informarnos sobre todo este paraje.