Con Educación Física

"La educación es mucho más que la Educación Física pero muy poco sin ella". (Hammelbert)

viernes, 17 de febrero de 2017

Aprendiendo a Esquiar


Sin lugar a dudas, el deporte del esquí, es una actividad física cargada de un componente emocional, físico y lúdico. Todos los que esquiamos recordamos la primera vez que nos pusimos los esquíes y nos desplazamos sobre la nieve. Es una actividad física que requiere de unos fundamentos técnicos básicos que se adquieren en un  corto periodo de tiempo, lo que nos permite disfrutar de esta actividad sin tener un gran nivel de dominio de los esquíes desde muy pronto.

Por otra parte, la actividad del esquí de disfrute, y entendida como deporte para todos, no es algo al alcance de todos los escolares puesto que conlleva un desembolso monetario importante. Nosotros, tenemos la suerte de contar con la Diputación de Salamanca; que a través del Programa “Bautismos Blancos” permite que los escolares de la provincia puedan asistir a la Estación de la Covatilla y disfrutar de unos días aprendiendo los fundamentos básicos de este deporte por un pequeño aporte económico.

Desde aquí nuestro más grande agradecimiento por esa labor que da la posibilidad que muchos escolares puedan acercarse a esquiar, bien con su centro educativo o a través de las corporaciones locales.

El IES Tomás y Valiente, a través del Departamento de Educación Física, participa en estos programas. Este año, nos hemos desplazado con los alumnos de 2º de ESO durante tres días participando de esta iniciativa. Hemos compartido la actividad con otros dos centros educativos: El Colegio de la Encarnación de Peñaranda y el IES Senara de Babilafuente.

Esta actividad ha perseguido varios objetivos educativos, además de los estrictamente deportivos de aprendizaje de una modalidad de actividad física novedosa para muchos de los escolares que hemos llevado:

1- Favorecer la capacidad de cohesión y ayuda entre los miembros del grupo al estar en un ambiente poco habitual y tener que resolver situaciones motrices poco frecuentes que requieren ayuda.
2- Participar en actividades de gran componente motriz, cargadas de sensaciones y emociones que despiertan el interés al poseer un grado de incertidumbre que acentúa en los participantes la capacidad de aventura.
3- Favorecer la interdisciplinariedad de áreas: geografía, biología, matemáticas… Nos vamos a una localidad distinta, estamos a una altitud que provoca cambios corporales significativos  a temperaturas poco habituales, calculamos la tensión del esquí en función del peso corporal…
4- Convivir y respetar a otros escolares, profesores e instalaciones; disfrutando de una actividad física saludable que puede convertirse en un hobbie de por vida para muchos de los asistentes.
5- Aprender a realizar la cama, servir en el comedor, agradecer la comida que nos ponen y las enseñanzas recibidas  y respetar las horas de sueño al convivir durante tres días en un albergue.

Desde aquí, nuestro más sincero agradecimiento a la Diputación, la Dirección del centro educativo, los monitores de esquí, el personal del Albergue y el conductor que nos ha llevado a diario desde Béjar a la Covatilla que además ha sido un antiguo alumno nuestro. No podemos finalizar sin agradecer a Manuel, Pablo, Estefanía, Eva y Enrique; los profesores que nos han acompañado su gran labor educativa y los buenos ratos que hemos pasado. El comportamiento de los escolares de los tres centros ha sido ejemplar y seguramente el recuerdo de estos días permanecerá en la memoria de ellos durante muchos años.

Os dejamos una pequeña muestra videográfica de lo realizado durante estos días.