Con Educación Física

"La educación es mucho más que la Educación Física pero muy poco sin ella". (Hammelbert)

sábado, 14 de abril de 2012

Por la Fortaleza de Sagres

La fortaleza de Sagres es considerada como el sitio donde se encontraba la escuela de navegación de Enrique el Navegante (1394-1460). Se alza sobre un promontorio rocoso que la hacía inexpugnable en su época y desde donde las vistas nos dejan hermosísimos paisajes. Este mítico lugar fue la cuna de la formación de pilotos marinos como Cristobal Colón, Bartolomé Díaz y Vasco de Gama entre otros. Fue un lugar donde la cultura y conocimiento sobre cartografía marina, construcción de naves para hacerse a la mar y todo tipo de artilugios relacionados con la navegación fueron estudiados y diseñados. Gentes del mundo de la navegación marina de todos los países pasaban por este lugar portugués de formación y capacitación en esta materia.

Una fortaleza austera que acoge una gran Rosa de los Vientos que se usaba en la época de Enrique el Navegante para determinar la dirección del preciado propulsor de las naves marinas, el viento. Sus 43 m de circunferencia se encuentra en el suelo, señalando mediante un sistema radial de líneas elaboradas con cantos rodados los distintos rumbos. Dentro de la fortaleza vamos a poder contemplar la capilla de Nossa Senhora da Graça (s. XVI) mandada construir por el príncipe Enrique el Navegante. Desde ahí en dirección al Faro de la Ponta da Sagres, vamos a poder ver el cercano Cabo de San Vicente y podremos escuchar el rugido del mar a través de tres “algares” que a veces asustan y aterrorizan a cuantos visitantes acuden al lugar con la sonoridad emitida cuando las masas de aire que vienen con el mar se elevan a la superficie por esos agujeros. Este corto paseo nos sitúa en lo que los romanos denominaron “Promontorium Sacrum” y que constituye el lugar más occidental de Europa. Una ruta con un contenido histórico muy grande y origen del descubrimiento del Nuevo Mundo.




Mostramos algunas de las fotos de esta ruta: